EL GLOTÓN

Posted by Thomas Zydek | Sonstiges | Samstag 1 April 2017 01:07

• Discurso de inauguración del 25 de marzo de 2017 en el Centro Cultural Antonio Machado, Colonia
 
El Glotón es una apariencia típica de nuestro tiempo. Típica de la fórmula sencilla „demasiado de todo“. Esta fórmula se aplica en particular a los medios de comunicación: Dominan el mundo.
Es difícil ignorarlos. Ellos nos inundan y están presentes en cada esquina, acechándonos como un depredador hambriento.
En dosis bajas, los medios de comunicación son una bendición que nos permite estar informados y participar en los eventos del día a día para poder mirar más allá de nuestra nariz. Pero las dosis pequeñas no les gustan a los medios de comunicación que quieren estar omnipresentes.
Nos devoran, obligándonos a devorarlos a ellos en una medida mucho más grande de la que podemos digerir. Y este empacho de información conduce a torturados rasgos faciales.
Cuando veo, escucho o leo una mala noticia – por ejemplo un ataque terrorista – me parece horrible, por supuesto. Pero puedo manejarlo, clasificando su importancia para mi vida personal. Por lo menos podría hacerlo, si los medios me permitieran tomar nota sólo una vez. Entonces la noticia no se hincharía tanto hasta convertirse en un gigante todopoderoso. Pero no es así: La noticia por lo menos se mastica y ensaliva tanto como lo piden los obsesionados de la salud, 32 masticaciones por cada bocado.
¿Y cúantos bocados tiene la comida de medios más mínima?
De esta manera, la importancia de cada noticia muy pronto es otra. El atentado ocurre de nuevo a cada minuto, convirtiéndose de uno en muchos.
Yo lo noto muy claro: Cuando la próxima vez salga a la calle, también seré la víctima de un ataque terrorista. Inevitablemente. Es de esta forma como los medios de comunicación afectan a mi estado de ánimo.
Pero el fenómeno no se refiere sólo a las malas noticias, sino a la entera percepción de mi vida. Yo veo mucho la tele y veo solamente gente muy atractiva. Y rápidamente obtengo la sensación lastimosa de ser el único patito feo hasta donde la vista me alcanza. Eso me pasa porque vivo en el mundo de la tele y hace falta que vaya al centro de la ciudad o al Centro Machado para darme cuenta con sorpresa de que a lo mejor hay mas personas que no tienen un aspecto físico de modelo. Sólo entonces puedo respirar y darme permiso para existir.
Lo mismo ocurre con el género popular novela policíaca („sexo y crimen“): Vivo con los crímenes más atroces y otra vez es sólo cuestión de tiempo antes de que me toque a mí.
CONCLUSIÒN: Los medios de comunicación y su forma de trabajar hoy en día abruman a la gente.
Le quitan la tranquilidad, les producen un rostro deformado, conducen a una distorsión grotesca de sus rasgos faciales, en la que se revelan los horrores interiores.
Este fenómeno lo descubrió para si Thomas Zydek hace casi 20 años y comenzó a trabajar con él artísticamente. Desde unos 10 años el público puede ver sus obras en numerosas exposiciones. La técnica consiste en sacar fotos de la Web usando Photoshop, poniéndolas una sobre la otra. La mezcla lleva a unas nuevas imágenes diferentes, el resultado no se puede prever.
¿Qué efecto quiere obtener el artista? Hay dos muy diferentes por nombrar: Por un lado quiere estimular a la gente a que reduzca el consumo de los medios de comunicación. Por otro lado quiere dar espacio a su propio terror para poder distanciarse.
 
Texto y traducción © Johanna Jasse y Yolanda Jordán 2017
 
 

Keine Kommentare »

No comments yet.

Leave a comment